¿Fútbol… football?

Editor’s Note: Miguel Lacunza compares his season playing Cardinal (American) football with school sports in Spain.

El deporte no tiene idioma. Puedes hacerlo en cualquier país y pasar un buen rato sin importar el habla de tus compañeros. Rápidamente aprendí que el deporte en Lincoln es algo que la gente se toma muy en serio.

 

Como estudiante de intercambio no esperaba tener la oportunidad de jugar en un equipo, y mucho menos de fútbol americano. Sin embargo, cuando el entrenador Wes Warren me ofreció esa oportunidad estaba muy emocionado ante la idea y decidí probar.

 

Cuando fui a entrenar el primer dia, aunque parezca cómico, lo que más me llamó la atención fue cuando apareció el carro de agua, ya que solo lo había visto en películas. También el hecho de tener locker room era algo nuevo para mi, y al principio me costó un poco cogerle el truco a eso de darle tantos giros a la ruedecita.

 

Después de unos días, al saber más de cómo funcionaba este deporte, me dieron el equipamiento y me dijeron que ya estaba listo. Como no había jugado nunca, no esperaba participar en ningún partido, pero un día antes del juego contra Franklin, me dijeron que iba a entrar. Aunque lo hice muy mal tengo que reconocer que lo pasé muy bien y fue una experiencia única.

 

Aparte del deporte en sí, también me sorprendió todo el trabajo y esfuerzo que hay detrás de un equipo de football en un colegio americano. El mantenimiento de equipamiento, más de 10 entrenadores y cada uno con un trabajo y función. Más las cenas antes de los partidos y los desayunos mientras revisamos el partido a la mañana siguiente.

 

Todo esto es por muy poco dinero, aunque les pueda parecer mucho a los estadounidenses. Un poco más de doscientos dólares no es mucho para todos los recursos que recibimos, que son bastantes comparado a los que se reciben en España.

 

En España los deportes escolares funcionan distinto. Normalmente sólo puedes escoger un deporte para todo el año, no un deporte por trimestre. Tú tienes que pagar todo, desde la equipación hasta los viajes, ya que normalmente tienes que utilizar tu propio coche como transporte. Y olvídate de cenas antes de los partidos. Y aun así tienes que pagar lo mismo por la inscripción que aquí.

 

Me parece un sueño como están organizados los deportes en este país. Y haberlo vivido me parece impresionante. Y es algo que se me va a quedar en la memoria como una de las mejores experiencias que he podido vivir.

Print Friendly, PDF & Email