Online Edition of The Cardinal Times

The Cardinal Times

Filed under puño & letra

Rentas crecientes en la ciudad congelada

Amy Band
Arte by Amy Band

Advertisement

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Editor’s Note: Inspired by the recent deaths of four homeless people in Portland this winter, this article gives an opinion on the housing crisis and its effects on lower income individuals.

Hemos experimentado un invierno grave. Aparte de ser una segunda vacacion, la pérdida de nueve días de escuela por la nieve y hielo nos ha dañado mucho en cuanto a los deberes. En esta época de pruebas estandarizadas y clases exigentes, es difícil aceptar que una cosa tan simple como la nieve pueda ser un peligro mortal. Mientras todos estamos tratando furiosamente de compensar los días perdidos, hay gente sin hogar tratando furiosamente de sobrevivir el frío polar.

Dentro de los primeros 10 días del 2017, además de la nieve, el frío trajo la muerte a 4 personas viviendo en las calles. David Guyot, Mark Elliot Johnson, Karen Lee Bats, y un joven todavía sin identificación: todos estaban solos y todos murieron de hipotermia.

Las ciudadanos de Portland, así mismo el resto de la país, nos gusta pensar que la ciudad es una utopía para personas progresivas. Desafortunadamente, este imagen no es muy profunda, especialmente con nuestros programas sociales. Portland tiene una gran población de gente sin techo. La popularidad creciente de Oregon ha traído a miles de personas cada año al estado y la cifra sigue creciendo.

Los trabajos son difícil de encontrar. Muy pocos pueden apoyar una familia. Cada año, la vivienda en Portland se hace más y más cara, y el alquiler más y más inalcanzable para las habitantes que ya viven aquí. El resultado? Menos alojamiento para gente de bajos ingresos dejando a muchos viviendo en la calle.

El boom del desarrollo industrial en Portland nos ha traído miles de nuevos edificios y hogares, pero muy pocos de ellos son de bajos ingresos – que se conforma con un alquiler de $750 o menos. Según Oregon Public Broadcasting, para lograr suplir la demanda de este tipo de vivienda, la ciudad por lo menos tiene que construir 24,000 nuevos apartamentos.

En 2017, el arriendo promedio en Portland para un apartamento es $1,586. Aunque el gobierno federal recomienda que debes dedicar el 30% de tu salario en la renta, un individuo que gana un ingreso bajo está gastando hasta el 50%-80% de su dinero solo en el alquiler. Esta expensa deja un margen tenue para la comida, ropa, medicina, y deja un espacio reducido entre tener un techo propio a acampar en la calle.

Este invierno nos ha demostrado la realidad grave de la situación del alojamiento en nuestra ciudad. Antes de su deceso, Karen Lee Bates, cuyo cadáver fue encontrado en un garaje de estacionamiento, acababa de ser desahuciada de su apartamento por una deuda de apenas de $338. Para asegurar la reputación de seguridad e ideales progresivos, Portland tiene que disminuir el incremento de los arriendos y seguir construyendo más viviendas accesibles. $300 no debería ser el precio para la vida de un ser humano.

Leave a Comment

If you want a picture to show with your comment, go get a gravatar.




Navigate Right
Navigate Left